sobrevendido-2

Desde los 10 años sabía que el teatro sería su gran pasión, pero recién a los 28 años decidió dar el gran salto y dejar atrás el derecho, para dedicarse por completo a la actuación.

Hace un mes que Nacho estrenó su primera obra como actor profesional, el éxito de Broadway “Sobrevendido”. Todos sus amigos, familiares y conocidos –todos fanáticos de su talento para hacer reír a las personas– sabían que su debut en las tablas sería un gran éxito. Y así lo fue. Esta semana se terminan las funciones, que en total han reunido más de 800 personas.

Decidí entrevistar a mi gran amigo en la última semana de su obra, para saber cómo ha sido este gran paso en su vida y para motivar a los que no han ido a verlo aún a hacerlo, porque les aseguro que no se arrepentirán y saldrán muertos de la risa. 

  • ¿Qué te motivó a dejar el derecho y dedicarte a la actuación?

Hubo un punto después de tres años de trabajar como abogado en que simplemente supe que tenía que darme una oportunidad de cumplir mi sueño de ser actor profesional aunque fuese por una sola vez. A pesar de estar en una oficina donde me trataban increíble, rodeado de amigos y jefes que apoyaban mi faceta de actor, tenía que dejar de vivir la doble vida y darle toda mi atención y compromiso a lo que me mueve más fuertemente desde cuarto básico (primera vez que me subí a un escenario): el teatro. Si no lo hacía ahora, siempre tendría ese pendiente en mi cabeza y corazón. No podía permitir tener ese dolor escondido hasta viejo y me la jugué por mi y mi felicidad.

  • ¿Cómo ha sido este cambio?

No ha sido un cambio fácil pasar de la seguridad y estabilidad de una carrera tradicional a los riesgos y miedos que implica seguir una ruta totalmente nueva, pero la felicidad y coherencia interna de estar persiguiendo y peleando por una vocación que tuve la suerte de descubrir desde tan chico es la satisfacción más grande que he sentido mi vida. Nunca me había considerado alguien valiente o que le fuera fácil nadar contra la corriente, pero esta decisión de cambio de rumbo me ha llenado de respeto y confianza en mi mismo. Todo esto se ha hecho más fácil estando apoyado y rodeado por mi familia y amigos. Estoy profundamente feliz y tranquilo con que todo va a llegar si sigo trabajando con fuerza por lo que soy y quiero ser.

Al leer el libreto por primera vez, supe que era la obra correcta para mi debut profesional: una obra sobre un joven que está peleando por ser un actor profesional en un mar de críticas e inseguridades. Sonó inmediatamente como una historia muy cercana y con la que empaticé en seguida.

  • ¿Por qué elegiste Sobrevendido como tu debut actoral?

Al dejar el mundo legal por un tiempo, sabía que era la hora de cumplir mi sueño de ser actor profesional. Elegí Sobrevendido porque es un monólogo muy desafiante y que juega a las fortalezas que siento que tengo como actor: es una comedia, con gran repertorio de personajes exagerados y diferentes y la posibilidad de improvisar. Al leer el libreto por primera vez, supe que era la obra correcta para mi debut profesional: una obra sobre un joven que está peleando por ser un actor profesional en un mar de críticas e inseguridades. Sonó inmediatamente como una historia muy cercana y con la que empaticé en seguida.

  • ¿De qué se trata la obra y por qué deberían ir a verla?

Esta obra adaptada de Broadway se trata de un actor veinteañero que trabaja como telefonista en el restaurant más top de Santiago y como trata de hacer frente a las peticiones prepotentes y ridículas de los cuarenta clientes más exigentes de Chile. ¡Lo especial de la obra es que el mismo actor interpreta a los cuarenta personajes!

Creo que deberían ir a verla porque es una obra que a pesar de ser muy divertida, tiene una historia y arco relevante del protagonista que sufre con su vida personal (fracasos actorales, dificultad de ver a su familia, maltrato del jefe, etc.), al mismo tiempo que tratamos de reflejar los 40 tipos de personalidades desagradables con las que nos topamos de vez en cuando en nuestro país. La obra es una crítica sutil a lo empoderados que estamos como sociedad y como a veces olvidamos quien está al otro lado del teléfono.

  • ¿Cuál es tu personaje de la obra que más te gusta interpretar? 

Lo paso muy bien con todos los personajes, pero hay tres con los que lo paso especialmente bien:

  1. El Chef: Es el malo más malo de la obra pero uno de los favoritos del público. Creído, bully, superficial, pero querible de alguna rara manera. Fue un personaje en el que me sentí muy cómodo y entretenido desde el principio a pesar que es el más opuesto a mí. Me deja improvisar mucho y decir cosas que jamás diría.
  2. Quispe (cocinero peruano): El único amigo del protagonista durante su martirio en el restaurant. Siempre tirándolo para arriba y con sus frases y consejos a la peruana. Tengo un cariño gigante a Perú por haber vivido 7 años allá y meterme en este personaje es un homenaje a ese país que quiero tanto y los amigos que tengo ahí.
  3. Bryce: El asistente afeminado de Pampita. Es un cirujano plástico de su pega de secretario, un encanto con los clientes pero un monstruo con su propia asistente a quien trata infernalmente mal. Me da risa la energía y tensión de Bryce. Todos hemos tenido un conocido que la pega le gusta pero que lo pone tan tenso que pareciera que va a explotar en cualquier segundo.
  • ¿Tienes otros proyectos en mente de los que nos podrías adelantar?

El próximo año, además de esforzarme por reestrenar Sobrevendido para una temporada más larga, tengo ganas de hacer un programa online corto donde pueda entrevistar de forma entretenida cada quince días a un actor o actriz chileno y nos cuente sus experiencias, al mismo tiempo que recomiendo una obra de la cartelera nacional. Esto para incentivar el ir al teatro a mi generación y conocer a los tremendos talentos que tenemos en Chile. 

Para más información y compra de entradas entra en www.facebook.com/sobrevendido